61. A Carmen De Castro Ortúzar 20 de febrero de 1919

61. A Carmen De Castro Ortúzar 20 de febrero de 1919

San Pablo, 20 de febrero de 1919 

Señorita Carmen De Castro O. 

Mi Carmenchita: 

Supongo que estarás en Río Claro. Lejos ya del bullicioso Viña del Mar. 

Mucho te agradecí tu cartita, y no la había contestado por estar en misiones y, por lo tanto, muy ocupada. Qué luego se me han pasados estos días con N. Señor aquí en la casa. Mucho he rogado por ti, Carmencita querida. Hubo más de 500 comuniones Hicimos catecismo. En fin, hasta ayudé Misa. Es todo lo que te puedo decir. 

Dime por favor si te leen las cartas, porque tengo muchas cosas que contarte. Pero no me atrevo, hasta, saberlo con seguridad. 

Antes de las misiones fuimos a Talca, a conocer esa famosa ciudad. que no tiene nada que pueda llamar la atención. Fuimos al Sdo. Corazón. No te imaginas cariño más grande por parte de las monjas. No sé si sabrás que Madre Serrano y Madre Tagle se fueron a Roma para tomar la cruz. 

Vuelvo de nuevo a mi vida tranquila: a leer, a estudiar y hacer catecismo. Poco salimos a caballo, porque no tenemos con quién. Así cambian las cosas, mi querida Carmen. Nosotras que pasábamos antes en el caballo… Nos da risa a nosotras con la Rebeca vernos desempeñar el papel de hijas mayores; pues sólo estamos los tres más chicos. No te imaginas lo solas que nos encontramos. 

La Herminita me escribió de Cunaco unos días antes de irse a Viña. No tenía nada de ganas de ir. 

Supongo que tu mamacita se habrá mejorado. Salúdala a mi nombre. Lo mismo a tus hermanas, en especial a Inés. Y para ti mi Carmen tan querida, todo el cariño de tu 

Juana, H. de M. P.D. 

La Rebeca me encarga te salude, lo mismo a la Inés. Dales cariños a los demás.