10. A Carmen de Castro Ortúzar 17 de enero de 1917

10. A Carmen de Castro Ortúzar 17 de enero de 1917

Chacabuco, 17 de enero de 1917 

Señorita Carmen De Castro Ortúzar 

Mi querida Carmencita: 

Acabo de recibir tu tarjetita, y me pongo a contestártela inmediatamente, pues estaba pensando escribirte de todas maneras hoy, para saber de ti y los tuyos. ¿Cómo lo estás pasando? Cuando me escribas, cuéntame todo, por favor: qué chiquillas hay y cuál es tu vida. 

Nosotros lo pasamos muy bien, llevamos una vida muy tranquila, que es lo que más me gusta. Fíjate que el 12 de febrero son las maniobras. Así es que va a venir muchísima gente y hay aquí un regimiento que arregla los caminos, cuyo capitán es muy entretenido. Dice versos y canta. 

No hemos hecho ningún paseo grande, pues los chiquillos se van a la cordillera por 6 días. Te aseguro que los envidio con toda el alma. Te contaré que sé la batalla de Chacabuco a las mil mara-villas, pues el capitán nos la enseñó en el terreno. 

Lo que es interesante son unas excavaciones que han hecho en el cementerio de los indios y han encontrado pedazos de ollas y platos, cuyas pinturas son admirables, pues, a pesar de estar un siglo enterradas, se conservan perfectamente, y se puede ver cómo iban adelantando, pues hay unas -que han de ser las primeras- que son de barro. Hay después, de arcilla sin pintar. Otras, de arcilla cocida, pintadas con diversos colores. Se han encontrado además balas de fusiles y otras de piezas de artillería; éstas últimas son bastante grandes y pesadas. ¡Y pensar que son como una piedrecita al lado de las que actualmente funcionan en la guerra! 

Pasando a otra cosa, contéstame si te leen las cartas; pues como no pude hablar contigo a solas, te tengo que hacer confidencias, pero para ti sola, ¿entiendes? Y, si por si acaso te pillaran las cartas, te voy a dar un método muy fácil que empleaban las chiquillas en el colegio para que no entiendan. Van representadas las vocales con números romanos: I es a: II es e; III, i; IV, o; V, u, y las demás letras son iguales. Contéstame si quieres o no, y si aceptas escribirme la carta así. 

Adiós, pichita. Me acuerdo mucho de ti. Quisiera tenerte a mi lado para gozar un poco; pero como dijimos, no se consigue tanta felicidad en esta vida. 

Saluda a tu mamá de parte de la mía, y a todos los tuyos, en especial a la Inés. Y tú, querida Carmencita, recibe con un abrazo y beso el cariño de tu amiga 

Juana 

P.D.–La Rebeca me encarga saludos para ti e Inés. Dispensa la letra, borrones, lata, etc. y contéstame luego. También saluda a las chiquillas conocidas, en especial a la Meche, si está y dame su dirección, y dile que me escriba. Adiós, Picha.