152. A Herminia Valdés Ossa

152. A Herminia Valdés Ossa

J.M..J.T. Pax Christi 

Gordita Querida: Que Jesús nazca en tu alma. 

Aunque ya es tarde, no quiero dejar de escribirte estas líneas, para agradecer tu caridad a nombre de mi Madrecita y Hermanitas. Mañana, como entramos en Adviento, no podré ya escribir y sólo quiero decirte que me has hecho feliz, al ver que amas a Jesús y que este mes has comulgado diariamente. 

Prepárate para Navidad. Piensa todos los días en Jesús que, siendo Dios eterno, nace como un tierno Niño; siendo todopoderoso, nace pobre, sin tener con qué resguardarse del frío. Necesita de su Madre para vivir, siendo El la Vida. Te envío una lista, para que le prepares un ajuar a Jesús y, cuando escribas, me dirás si lo has hecho. 

Camisitas para abrigarlo: cinco actos de amor diarios y deseos de recibirlo en la Comunión. «Jesús mío, ven a mi pobre corazón, que sólo desea latir por Ti». 

Mantillas para envolverle sus piececitos: como El no puede andar, tú harás la caridad con todos, sacrificándote y renunciando a tu comodidad. 

Fajas para apretarlo: no rezongarás, cuando te manden algo que no te guste, sino hacerlo como lo dicen. 

Gorrita: estudiar y hacerlo todo por Jesús, pensando en su amor. 

Pesebre: no flojear en la cama; ir a misa a comulgar. 

Pajitas: hacer algún actito, como privarte de un dulce o comer lo que no te guste. 

Hazlo todo por amor a Jesús. Muéstrale el ajuar a Eli, para que ella haga otro. 

Adiós. Rezaré por todo lo que me dices. Después de Pascua te contestaré largo. Te abraza tu indigna carmelita, 

Teresa de Jesús, Carmelita