69. A su padre 8 de marzo de 1919

69. A su padre 8 de marzo de 1919

Santiago, 8 de marzo de 1919 

Querido papacito: 

Hace poco rato que hemos llegado, pero ya se nos hace un siglo la separación. Nos habíamos acostumbrado a verlo y pasar todo el tiempo con Ud., mi papacito querido. 

Llegamos sin novedad En el tren ven;a una chiquilla con la que somos muy amigas; as; es que nos vinimos conversando todo el tiempo, pero no por esto lo olvidamos un instante, papacito lindo. 

Mas siempre crea que estamos muy unidas a Ud., y que, aunque la distancia es tan grande, no por eso lo dejamos de acompañar. No se imagina, pichito querido, cuánto lo quiero. Más aún que antes, pues como era más chica, Ud. no conversaba tanto con nosotras; pero ahora lo conozco y sé apreciar su gran corazón. Créame que no tengo cómo darle gracias a Dios por el papá que nos ha dado. 

Pasamos muy felices estas vacaciones y las prefiero a las del año pasado, ya que pasamos al lado de Ud. y no tengo cómo agradecerle los ratos tan agradables que nos hizo pasar… 

Mi mamá tiene pena por haberse venido, y lo mismo nosotras. Siempre quisiéramos estar a su lado para entretenerlo un poco. 

Adiós, lindo. Reciba muchos besos y abrazos de todos, especialmente míos. Adiós, papacito, 

Juana